Los niños al cumplir los 6 años deben ser revisados por el ortodoncista, para prevenir problemas de apiñamientos, mordidas cruzadas y hábitos como succión digital e interposición lingual, también se puede redirigir el crecimiento de los maxilares.

Esto puede evitar problemas como: extracciones de premolares, caninos incluidos, maxilares en mala posición anteroposterior y transversal.

Dichos tratamientos se realizan con aparatos removibles sencillos y fáciles de usar.

  • ANTES Y DESPUÉS

    Ortodoncia para niños